Seguimos avanzando en liderazgo ético y transformación social: resultados del programa Vitamina 2019-2020

El curso 2019-2020 nos ha enseñado a adaptarnos a las circunstancias cambiantes, combinando flexibilidad, rigor y compromiso, y nos ha dado fuerzas para encarar los nuevos retos del curso 2020 hasta 2021. A punto de comenzar un nuevo curso del programa Vitamina queremos hacer una valoración de lo que hemos logrado con el programa durante el 2019-2020.

A punto de comenzar un nuevo curso del programa Vitamina queremos hacer una valoración de lo que hemos logrado con el programa durante el 2019-2020. Este ha sido un curso que estará marcado por la Pandemia del Covid y las medidas de confinamiento que nos ha obligado a tomar. Desde el 16 de marzo de este año las sesiones tuvieron que realizarse de manera remota y el Stage de Verano tuvo que ser modificado por actividades grupales diurnas pero nada de esto ha cambiado el esfuerzo y las ganas de trabajar por liderazgo ético y una transformación social de base de la juventud del programa, especialmente en esta situación de crisis que afecta a muchos niveles individuales y colectivos.

Este es un programa de liderazgo ético y de transformación social comprometido con jóvenes y colectivos de barrios marcados por el riesgo de exclusión social para que se conviertan en un motor de cambio social de su entorno. El principal objetivo es dar poder a las personas jóvenes para que sean referentes positivas y lideren procesos de transformación social en sus barrios y entornos personales, familiares y sociales.

Durante el curso 2019-2020 el Programa Vitamina ha intervenido en un total de 74 jóvenes y sus familias. Han sido 188 sesiones de trabajo grupal realizadas de forma semanal con cada uno de los grupos. Además de las sesiones ordinarias, se han realizado 16 sesiones con expertos en diferentes temáticas que interesan tratar con los jóvenes. El julio 2020 hemos optado por realizar actividades diurnas por cada uno de los grupos por separado, para poder asegurar las medidas de prevención adecuadas, en lugar del habitual Stage de Verano. También hemos promocionado la participación de los jóvenes en la Transpirenaica Social Solidaria.

Pero lo más importante del programa no se refleja en estos números. Trabajamos para acompañar a los jóvenes en su desarrollo, para conseguir que se convierten en los líderes que sus entornos necesitan y eso este curso ha sido más importante que nunca. El trabajo de apoyo del programa Vitamina durante el confinamiento y la situación derivada de la pandemia ha sido clave: las y los jóvenes han aprendido a convertirse en referentes positivos con sus familias y sus amigos y entornos sociales (a pesar de la distancia social) para afrontar situaciones de miedo, de incertidumbre, incluso de nervios y agresividad: tanto individualmente como grupal se ha hecho una adaptación semana a semana a la situación causada por Covid, pudiéndose realizar acciones transformadoras que aportaran serenidad, perspectiva, diálogo a varias situaciones críticas vividas en las familias, comunidades y barrios; ha permitido también estar atentos a las necesidades de las personas más vulnerables o necesitadas a nuestros entornos, tanto en Mataró, como Santa Coloma de Gramenet, Tarragona o Cambrils. Además desde la Fundación Carta de la Paz dirigida a la ONU dimos ordenadores y datos de internet a aquellos participantes que se encontraron confinados sin acceso a dispositivos electrónicos o datos para poder continuar con su educación.

El curso 2019-2020 nos ha enseñado a adaptarnos a las circunstancias cambiantes, combinando flexibilidad, rigor y compromiso, y nos ha dado fuerzas para encarar los nuevos retos del curso 2020 hasta 2021.

El programa Vitamina de liderazgo ético es el colofón del proyecto de acción social transformadora de la Fundación Carta de la Paz dirigida a la ONU. La Fundación Carta de la Paz dirigida a la ONU ofrece propuestas concretas que contribuyan a edificar la paz, a dar respuesta a conflictos sociales y desarrollar oportunidades para fortalecer la convivencia pacífica entre personas y comunidades, todo ello a partir de los contenidos de la Carta de la Paz dirigida a la ONU publicada en 1993.

 

El programa Vitamina és possible gràcies al suport de:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...